¿Para qué las reuniones familiares?

6359471940370205351894404205_6358512897645138531954583476_fam-gatheringUna de las ventajas de las reuniones de familia o reuniones familiares es que son excelente “entrenamiento” para los niños y niñas de la casa, para que conozcan que sus opiniones cuentan y tienen el mismo valor que la opinión de los adultos. Además, les permite participar en la resolución de los conflictos y en el establecimiento de acuerdos que deben ser respetados por toda la familia. Por su parte, los adultos aprenden a escuchar la opinión de los niños y a entender que una buena comunicación depende de un diálogo y no de un monólogo.

Para el seguimiento de los acuerdos establecidos, así para la evaluación de los avances, las reuniones familiares deben pautarse de manera constante, estableciendo un día y hora a la semana fijos para la misma. Este horario debe respetarse por todos los miembros y establecer esta reunión como prioritaria sobre otras tales como reuniones de trabajo, encuentro con amigos, realización de deberes, etc.

A fin de restar un poco de formalidad al encuentro y agregarle un ingrediente más “dulce”, cada reunión puede estar acompañada de una merienda realizada de manera alternada por algunos de los miembros.

¿Cómo organizar una reunión familiar?

En una reunión familiar deberán participar todos los miembros de la familia y deben asentarse en un cuaderno los acuerdos logrados y las observaciones a que haya lugar. Más que una libreta común y corriente, puede adornarse con frases cariñosas y fotos familiares.

En una reunión familiar se abordan todos los temas de interés que hayan transcurrido durante la semana. Siempre debe empezarse resaltando las notas positivas de los miembros, ya que lo que menos se busca con estas reuniones es juzgar o hacer sentir mal al resto del grupo familiar o a un miembro en particular.

Posteriormente se comienzan a debatir los problemas que hayan podido surgir durante la semana acordando entre todos la solución al mismo. Finalmente se pudieran proponer una serie de actividades a realizar durante los siguientes días.