Organización de las reuniones familiares

thanksgiving-dinner_resizedCada reunión familiar deberá tener un Presidente y un Secretario. Mientras que el primero se encargará de realizar la convocatorio y llevar el orden de las intervenciones, el Secretario se encarga de tomar nota de las decisiones alcanzadas y pasarlas en el Cuaderno o Libreta respectiva.

Ambos cargos pudieran tener una duración mensual y rotarse posteriormente entre los miembros de la familia. Esto también brindará la posibilidad a los niños y niñas de desarrollar dotes de liderazgo y negociación.

Lugar de la reunión

Aún cuando es beneficioso establecer un lugar de la casa para estas reuniones, el Presidente puede hacer más amena una reunión estableciendo otro espacio de la casa para su celebración. En todo caso, no debe aprovecharse la realización de otra actividad (como almuerzo o cena) para hacer la reunión, sino dedicar un tiempo exclusivo para este momento.

Inicio de la reunión

El orden del día es lo primero que debe establecerse en la reunión, el cual se nutre de la opinión de lo que todos los miembros quieran comentar durante la celebración de la reunión. El Secretario tomará nota.

Habrá puntos que estarán presentes en todas las reuniones como los acuerdos establecidos, que se leerán al final de la reunión, así como los aspectos positivos con los que se iniciará cada reunión.

Duración de la reunión

La idea de las reuniones familiares es que la comunicación entre la familia mejore, por lo que estas actividades lejos de causar fastidio en los niños y niñas, deben buscarse estrategias que los motiven a su participación. En este sentido, es recomendable que las reuniones tengan una duración aproximada entre 20 y 30 minutos y en ningún momento exceder una hora.

Toma de decisiones

Ya que las decisiones afectan a la totalidad de la familia, debe buscarse que todas ellas sean elegidas por consenso y no por mayoría. Esta última indudablemente habrá momentos en que deba utilizarse, pero debe evitarse mientras sea posible. Si hay una decisión que no logra el consenso, podría postergarse hasta la próxima reunión y buscar métodos de negociación.