La terapia familiar

img-family-therapy-sessionA diferencia de las reuniones familiares que son administradas y dirigidas por los mismos miembros de la familia, la terapia familiar es una sesión psicológica conducida por un psicólogo para mejorar la comunicación de la familia y solucionar conflictos.

En la terapia de familia no siempre están presentes la totalidad de los miembros familiares, sino que el profesional puede decidir tratar a varios miembros por separado, en pareja o según considere necesario.

Los temas que se abordan en las terapias de familia puede ser una específicamente si éste ha sido previamente identificado como causante de alguna problemática en particular, o también pueden abordarse varios temas que lleven a un diagnóstico por parte del especialista para identificar cuáles son los causantes de malestares familiares.

Se puede acudir a las terapias familiares cuando ha acontecido un hecho a nivel familiar que los miembros no sepan como abordar y necesiten orientación al respecto. Por ejemplo, cuando a un miembro de la familia se le ha detectado alguna enfermedad grave, tal vez los familiares necesiten orientación de cómo actuar para mejorar la calidad de vida de todos.

Asimismo, en el caso de adicciones de uno de los miembros de la familia, que llega a afectar a todo el núcleo familiar, es necesario un guía que indique los pasos que pueden realizar los miembros para intentar sortear la problemática sin causar mayores estragos. Incluso, esta ayuda por parte de los miembros de la familia puede ser solicitado antes de que el miembro adicto haya reconocido su enfermedad o antes de que éste sea capaz de recibir tratamiento de manera voluntaria.

A la hora de decidir contratar los servicios de un especialista para ayudar en la problemática familiar, es necesario que todos los miembros de la familia estén de acuerdo y que entiendan que podría tratarse de un proceso largo en el cual todos deberán prestar la mayor colaboración.