La distancia como problema y oportunidad de crecimiento en universitarios

university-lifeLa vida es un proceso de constantes cambios. Aun cuando se puede pensar que la vida es un camino donde cada etapa va encaminada a una mayor felicidad llena de estabilidad -tal como se describe en algunas películas con final feliz-, la vida suele parecerse más a una catarata, donde el agua que cae nunca es la misma, donde los cambios son más bien lo único estable, donde es necesario aprender a contemplar con sabiduría y naturalidad el constante devenir.

Probablemente, una de las etapas de la vida donde se experimenta una mayor cantidad de estos cambios es la vida universitaria, en la que los jóvenes tienen, entre otras cosas, tienen que dejar el nido de la casa, donde la protección paterna y lo moderadamente estable del entorno los protege del ajetreo propio de la vida adulta.

Aunque se trata de una parte de la vida que conlleva una experiencia emocional en ocasiones desagradable, implica también una oportunidad de crecimiento.

Consejos para manejar la separación de la familia

    • Prevención

La sensación de distancia que tiene el universitario puede ser mejor afrontada si se trabaja la cercanía emocional con la familia desde mucho antes.

Se ha visto que en aquellas familias donde el nivel de comunicación es elevado, la sensación de distancia no suele ser experimentada como negativa, y de hecho su percepción de lejanía no está asociada a la distancia física sino a la emocional.

    • Dotar de empatía la comunicación padres-hijo/a

Este aspecto también es fundamental, dado que si bien puede haber comunicación, ésta tiene que tener un gran componente de empatía por parte de los padres.

Así, aun cuando el joven se sienta lejos del hogar, el sentirse comprendido, el saber que sus padres entiende por lo que pasa, le ayudará a manejar el malestar de una forma más adaptativa, y no catastrofizará la distancia física.

    • Establecer una sólida red social

Los universitarios que cuentan con una sólida red de amigos pueden afrontar mejor la distancia. Esto es especialmente importante en el caso de los estudiantes internacionales dado que sus amigos suelen reemplazar parcialmente las funciones de su familia.